¿Cómo debo leer?


En un mundo tan ajetreado como este, donde recorremos las calles a paso veloz, preocupados y contrariados por una miríada de tareas y obligaciones que llevar a cabo, cada vez parece más difícil encontrar un momento tranquilo, donde estar a solas con nosotros mismos, dedicándolo tan solo a pensar en el mundo que nos rodea.

Pero esa es exactamente la finalidad de estas páginas: convencernos de que fuera hay un mundo que nos rodea, abrazado por la literatura, y que puede provocarnos un sinfín de satisfacciones si dedicamos un momento a observarlo con atención.

Para ello debemos seguir unos pasos:

1º: Para leer este blog son necesarios unos 5 minutos de tu precioso tiempo, tiempo que si no tienes, es mejor dejarlo para luego, puesto que lo que aquí se propone es una estimulación mental nada compatible con ajetreos y prisas.

2º: Vacía tu mente durante esos 5 minutos y abre todos tus canales de información posibles; hay mucho que observar y sobre lo que meditar.

3º: Tu participación es muy importante, no olvidemos que esto no es un monólogo y también se busca la opinión personal, así como consejos y comentarios.

4º: No te dejes impresionar por la verborrea de las entradas, los comentarios son igual de valorados cualquiera que sea tu estilo, de hecho, no se espera que los comentarios sean metáforas incomprensibles ni adornadas estrofas, sino la propia expresión del que lo escribe.

Espero que, tras estas indicaciones, acometáis con más ilusión la lectura del blog, y apoyéis, si os sentís interesados, pues vuestra aportación es la más importante…Atentamente.